La Economía Invisible: El Patrimonio Común

Las economías de token de blockchain son la fusión de la economía y las redes de información. Con los tokens, las redes de igual a igual pueden autogestionar su propio modelo de negocio.

Pase Mágico

Por Beatriz Ramos y Yehudit Mam

Parte 11 de 12

Parte 10: Interdependencia

En las últimas décadas, la economía se ha expandido pero esta expansión financiera no se ha derivado del capital productivo. La extrema desigualdad no se debe a las diferencias dramáticas en los salarios. Según el economista Glen Weyl, la participación laboral en todos los ámbitos ha disminuído un 10%, desde obreros hasta ejecutivos. El 60% de los ingresos del 1% de los asalariados no proviene de los salarios sino de las ganancias de capital; es decir, de la venta de activos como acciones, bonos, bienes de lujo como obras de arte o bienes raíces que se compran a bajo precio y luego se venden para obtener ganancias. Las ganancias de sobra de las plusvalías se han multiplicado por cuatro desde 1980 aunadas a un porcentaje menor de trabajo y una creciente desigualdad.
El capitalismo financiero se manifiesta como una economía de rentas, que algunos economistas describen como un retorno al feudalismo. Los ahorros y el patrimonio ya no se utilizan para lanzar nuevos productos y servicios que benefician a la economía mediante la creación de puestos de trabajo que elevan el nivel de vida y ayudan a construir una sociedad de clase media igualitaria. Incluso el sistema bancario ha pasado de proporcionar crédito para la inversión en nuevos negocios a proporcionar crédito para comprar bienes raíces y otros activos de capital.

El economista Thomas Piketty descubrió que el patrimonio heredado crece más rápido que el generado por el trabajo. Demostró que cuando la rentabilidad del capital es superior a la tasa de crecimiento de la economía, “es casi inevitable que la herencia predomine sobre el ahorro. El patrimonio originado en el pasado crece automáticamente más rápido, incluso sin trabajo, que el patrimonio derivado del trabajo, que se puede ahorrar.”
El Informe de 2018 sobre la desigualdad mundial establece que la desigualdad económica está impulsada en gran medida por la propiedad inequitativa del capital. La pobreza se crea cuando el sistema económico le quita fuentes de riqueza a algunas personas, como la tierra a los campesinos o la propiedad intelectual a los artistas, y las transfiere a otras personas, como los terratenientes o los accionistas de empresas. Bajo el capitalismo, la verdadera libertad económica solo puede ser posible controlando las fuentes de riqueza y los medios de producción. Por un lado, el 1% de los asalariados crea patrimonio a partir del rendimiento pasivo de su capital. Por otro lado, las empresas más valiosas del mundo son las redes de información.

Las redes de información acumulan valor a medida que crecen, impulsadas por los efectos de red, lo que significa que mientras más personas usan las plataformas, estas se vuelven más valiosas. Facebook, Tumblr, Twitter, Instagram, y Pinterest son ejemplos de redes de contenido valoradas en más de mil millones de dólares antes de generar ingresos. El valor de la red aumenta en cuanto más personas se unen a la red, pero el costo de mantener la red no crece tan rápido como el valor de la red. Esto se conoce como “costo marginal cero”, en el cual el valor de la red aumenta exponencialmente, mientras que sus costos aumentan linealmente.

Las plataformas en línea funcionan como mecanismos de coordinación entre consumidores y proveedores de servicios. La compañía de taxis más grande del mundo, Uber, no posee automóviles. La compañía de medios más popular del mundo, Facebook, no crea contenido, y el proveedor de alojamiento más grande del mundo, Airbnb, no posee propiedades. Estas plataformas están valoradas en miles de millones de dólares porque controlan las interfases utilizadas por millones de personas.

Al lanzar un token en blockchain, es decir, un token criptográfico especialmente diseñado, las redes de igual a igual pueden autogestionar su propio modelo de negocio. En el caso de las economías de tokens, el crecimiento de la red está ligado a la apreciación en el valor del token. Si una red decide que un token tiene valor, como en el caso de Bitcoin, el token acumula valor a medida que más personas se unen a esa red. Esto pone la enorme creación de valor de las redes de información en manos de la gente.

Los tokens pueden coordinar redes de la misma manera que los precios coordinan los mercados. Los mercados pueden coordinar a millones de personas a través de fluctuaciones de precios que indican la dirección para la oferta y la demanda. Del mismo modo, los tokens señalan el valor de una red a través de su precio. Al igual que los mercados libres, las economías de tokens aprovechan la sabiduría de las multitudes pero alinean mejor los incentivos de las personas, lo que permite avanzar de forma cooperativa en lugar de antagónicamente.

DADA coordina a las personas a través de su interfaz y tiene el potencial de llegar a millones de personas. Es una infraestructura en línea para la creación de contenido, con una propuesta de valor única, una comunidad apasionada y la mayor colección de arte digital único del mundo, creada en nuestro sitio con nuestras herramientas.

Cuando desarrollamos DADA, seguimos los estándares y prácticas de la industria tecnológica. DADA es una corporación tipo C con una clara división del trabajo cuyos fundadores tienen el monopolio del control y la información, con un modelo de negocio que depende de la inversión de capital. En su momento, experimentamos con diferentes modelos de ingresos, como la venta de mercancías y dibujos impresos, un mercado de trabajo por comisión, crowdsourcing de contenido, y la venta de arte digital único en nuestro propio mercado. A lo largo de este proceso, nos pareció evidente que los modelos comerciales tradicionales y los inversores que se enfocan únicamente en los ingresos terminarían debilitando las normas sociales y las motivaciones intrínsecas de nuestra comunidad. Conseguir inversión es un mercado de ganadores en el que unas cuantas compañías logran conseguir financiamiento. Pero la realidad es que la supuesta innovación y la disrupción que se esperan de las nuevas empresas se ajusta a un marco de hitos y métricas basados en ideas tradicionales sobre economía. En este momento, estas ideas nos parecen limitadas y obsoletas.

La estructura corporativa de DADA se convertirá en una organización descentralizada. Hemos construido DADA con el apoyo de muchas personas que creen en el proyecto. A medida que hacemos la transición a una economía de tokens, debemos reconocer los riesgos asumidos por nuestros primeros inversores y el valor creado por el equipo, nuestros asesores y los primeros artistas que nos adoptaron. Este valor deberá transferirse a nuestra nueva moneda, el DADA Token.

Es decir, los recursos accesibles para todos los miembros de la sociedad, mantenidos en común, no como propiedad privada. Una economía de tokens permite que las fuentes de riqueza de DADA sean comunes y transfiere el proceso de toma de decisiones de la compañía a la comunidad. Esta última es dueña de, y autogobierna la plataforma de DADA y sus modelos de negocios, lo que permite a las personas generar riqueza más allá de sus horas productivas.

Estamos implementando un proceso de desarrollo de código abierto, abriendo la plataforma a quien quiera contribuir con su tiempo y experiencia para ayudar a desarrollar DADA. Esto no solo se alinea con nuestros valores de libre asociación y cooperación, sino que también tiene sentido a nivel comercial. Aprovechando la sabiduría de la multitud, podemos avanzar más rápidamente a través de las contribuciones de miles de personas que comparten nuestros valores. Debido a su naturaleza colaborativa y comunitaria, la introducción de una economía de tokens es una evolución orgánica para DADA. Al lanzar el DADA token, los artistas, desarrolladores y amantes del arte podrán interactuar autónomamente de una manera verdaderamente descentralizada, de igual a igual, y recibirán DADA tokens por su contribución.

Al principio, la comunidad puede hacer arrancar el valor del DADA token a través del intercambio mutuo. Las personas pueden agregar valor al DADA token de dos maneras: trabajando y creando valor en la plataforma, o comprando el DADA token y usándolo dentro del sistema. El valor de la economía de tokens está directamente relacionado con el número de participantes en ella. A medida que más personas usan tokens para participar en la plataforma y más personas reciben tokens por sus contribuciones, la comunidad se beneficia de los efectos de red.

Cuanta más gente dibuje, más gente colaborará, y cuanto más gente coleccione, intercambie o regale arte, más se beneficiará la comunidad. Cuanta más gente coleccione y aprecie el arte, DADA atraerá más artistas que crearán más valor, lo que hara que lleguen más coleccionistas, etc. Esto se conoce como un circuito virtuoso en el que el sistema produce más valía por sí mismo y la devuelve a sus participantes, eventualmente alcanzando un punto crítico y volviéndose autosuficiente.

Utilizaremos diferentes mecanismos para separar la creación artística, la escritura de código y las contribuciones generales de cualquier transacción de mercado. Por el lado de la demanda, implementaremos incentivos económicos y mecanismos de venta para coleccionistas y consumidores que fomenten motivaciones intrínsecas y normas sociales. Todas las transacciones se llevarán a cabo en blockchain, donde se pueden rastrear. Una vez que ocurre una transacción, como en la venta de una obra de arte, se registra públicamente en blockchain. Blockchain permite una forma innovadora de contabilidad de triple entrada en la que una transacción que involucra al comprador, el vendedor, y la obra de arte se sella criptográficamente a través de un contrato inteligente a una tercera entrada que los vincula para siempre, sin que se pueda alterar u ocultar la transacción. Esta es la razón por la cual la tecnología blockchain se describe como trustless: no hay necesidad de confiar en terceros como un banco, un abogado, un gobierno, o una empresa.

El sistema será administrado por contratos inteligentes del blockchain de Ethereum, que son códigos que se ejecutan sin terceros y que pueden distribuir fondos automáticamente según las pautas de nuestras recompensas. Nuestra comunidad puede confiar en que sus recompensas se distribuyen entre iguales de acuerdo con nuestros contratos inteligentes. Si así lo desea, cualquier persona podrá rastrear todas las transacciones realizadas en un momento dado. Al igual que usamos el correo electrónico sin necesidad de comprender cómo funciona el protocolo IMAP, de manera similar, las personas contribuirán a DADA y recibirán tokens por su contribución, independientemente de lo que esté sucediendo en el mercado.

Estamos lanzando el DADA token en el blockchain de Ethereum.

Los tokens se pueden programar para que sean inflacionarios, como el dólar estadounidense, o deflacionarios, como bitcoin. Los tokens como bitcoin que tienen un suministro limitado suelen ser una reserva de valor porque es probable que el precio de esos tokens aumente a medida que los efectos de red entren en acción. Esto estimula la inversión pero también conduce a la especulación. A medida que el token aumenta de valor, se vuelve inútil como una unidad contable porque los bienes y servicios suben o bajan de precio debido a la volatilidad del token. También desalienta el uso de la moneda porque las personas no querrán usar el token si piensan que es probable que su precio suba. Para evitar que esto suceda, la Economía Invisible de DADA separa las tres funciones del dinero de la siguiente manera:

Reserva de valor • Unidad Contable • Instrumento de cambio

DADA Token/fungible • Moneda estable/fungible • Dibujos/NFTs

El DADA token como reserva de valor: el DADA token de utilidad servirá para retener valor y está respaldado por nuestra colección de arte de más de 120,000 dibujos al tiempo de este escrito. El DADA token se requiere para participar en DADA y para pagar las cuotas de transacción. Se utiliza para recompensar a los artistas, desarrolladores, coleccionistas y colaboradores en general. Es fungible (idéntico y fraccionable), es deflacionario, tiene un suministro fijo y es transferible. Los poseedores del token tienen derecho de voto sobre el gobierno de DADA. Se incentiva a las personas a mantenerlo, ya que acumulará valor a medida que la comunidad crezca.

Una moneda estable como unidad contable: una moneda estable como el DAI está vinculada al dólar para proteger a la comunidad de la especulación y la inflación.

NFTs como instrumento de cambio: las obras de arte digitales representadas por los NFT son el medio de intercambio. Estos tokens son únicos y transferibles y tienen un suministro ilimitado ya que constantemente se crean nuevos dibujos. Las obras de arte se utilizan como moneda en el sistema; es decir, las personas pueden pagar y recibir pagos con dibujos. Los dibujos se pueden usar para hacer ofertas, comprar otras obras de arte, licenciar obras de arte y cualquier otra transacción económica. Esto incentiva el uso e intercambio de la moneda. El valor de los dibujos está vinculado a la moneda estable. Su valor base puede estar determinado por su cantidad total en relación al valor de la capitalización de mercado y está relacionado con el nivel de los artistas en nuestro sistema ludificado.

En otras palabras, la capitalización de mercado se puede dividir entre el número total de dibujos en la plataforma, pero el valor base de un dibujo de un artista en el nivel 5 será mayor que el valor de un dibujo de un artista en el nivel 2, de acuerdo con las reglas de nuestra estructura de incentivos. El artista que está en el nivel 5 ha dedicado más tiempo y esfuerzo y ha creado más relaciones en la plataforma que un artista relativamente nuevo que puede ser más famoso o más capaz pero que aún no ha creado valor para la comunidad. Digamos que un artista muy conocido y altamente valuado se une a DADA, aún así su precio base se determinará de acuerdo con su esfuerzo y nivel de participación. Los coleccionistas podrán ofertar lo que crean que vale su arte. Este artista puede aportar valor a la plataforma debido a su notoriedad, pero nuestro sistema se asegura de que ese tipo de artistas no eclipsen a quienes han contribuido con más tiempo y esfuerzo.

El dinero ingresa al sistema a través de nuestro mercado, separado de la plataforma, que acepta el DADA token. Para poder utilizar el mercado de DADA, las personas deberán adquirir el DADA token. Imagínate un parque de diversiones o un casino donde necesitas cambiar tu dinero por boletos o fichas para disfrutar de la experiencia. Sin embargo, el intercambio de dinero por DADA tokens no es una condición previa para participar. Así como puedes usar tu tarjeta de crédito en un país extranjero, también podrás comprar obras de arte con tu tarjeta de crédito, y el intercambio de dinero fiduciario a DADA tokens se realizará automáticamente en un segundo plano.

Inicialmente crearemos demanda al atraer coleccionistas de obras de arte digital, y luego nos expandiremos a otros medios, incluyendo el arte físico y objetos de arte. Tenemos un acervo sustancial de obras de arte originales que abarcan desde el arte comercial hasta el arte apto para museos. Las maneras en las que podemos comercializar y promover toda la gama de arte en nuestra colección son ilimitadas. Algunas de nuestras obras de arte son geniales como gifs, memes o camisetas, pósters o tazas; otras pertenecen a ferias de arte, galerías, y museos. Las obras de arte de DADA se podrán encontrar y clasificar fácilmente. Usando NFTs y contratos inteligentes, será posible licenciar miles de obras para uso comercial. Podemos asociarnos con plataformas de producción a pedido para vender mercancías, impresiones enmarcadas, y publicar nuestros propios libros, facilitando la compra de estos productos rápida y confiablemente con tarjetas de crédito.

También podemos experimentar con formas nuevas e innovadoras de disfrutar el arte que pueden generar ingresos, como vender entradas para presentaciones en vivo, cobrar tarifas para exhibiciones virtuales, transmitir contenido como tutoriales, y juegos, todo creado por los miembros de nuestro ecosistema.

Dada la gran cantidad de experimentación requerida y la naturaleza evolutiva de la tecnología blockchain, debemos diseñar el token para un período de cinco a siete años con un final más largo para asegurar la capacidad de continuar distribuyendo recompensas durante muchos años. Nuestro objetivo es concentrar los mayores incentivos en la construcción de la comunidad durante los primeros años de la economía, especialmente a medida que iniciamos el desarrollo de la plataforma a través de la economía de tokens. Más capital deberá fluir hacia el sistema que hacia fuera. Esto lo diseñaremos a través de nuestra estructura de incentivos en la que las personas tienen más titularidad y poder de decisión a medida que avanzan a través de nuestro sistema, y ​​se les incentiva a mantener el DADA token.

La Economía Invisible aprovecha las dos formas principales de crear valor y patrimonio hoy en día: las redes de información y los activos financieros. En DADA ya tenemos una red de información, y si lanzamos nuestra propia moneda, estaremos canalizando dos de las instituciones sociales más poderosas que existen en la actualidad.

Parte 12: El Arte como Moneda.

A collaborative art platform where people worldwide speak through drawings. Building a blockchain token economy for the arts. DADA. Living Art. https://dada.art

A collaborative art platform where people worldwide speak through drawings. Building a blockchain token economy for the arts. DADA. Living Art. https://dada.art